Las mejores frases de La divina comedia

21 frases

La divina comedia de Dante Alighieri

Descargar La divina comedia

Descargar libro

Enviar La divina comedia

Enviar por correo

Frases de La divina comedia

Hay dos justos, mas nadie les escucha;son avaricia, soberbia y envidia las tres antorchas que arden en los pecho

71

No hay mayor dolor que recordar la felicidad en tiempos de miseria

68

El demonio no es tan negro como es pintado

67

Cuanto más perfecto es algo, más dolor y placer siente

65

Temer se debe sólo a aquellas cosas que pueden causar algún tipo de daño; mas a las otras no, pues mal no hacen

64

Considerar vuestro origen. No fuisteis formados para vivir como brutos, sino para seguir la virtud y el conocimiento

59

Esta mísera suerte tienen las tristes almas de esas gentes que vivieron sin gloria y sin infamia

[Canto III, v. 3]

59

Aquel en quien bulle un pensamiento sobre otro pensamiento, se extravía, porque el fuego del uno ablanda al otr

55

A mitad del camino de la vida,en una selva oscura me encontraba porque mi ruta había extraviado

55

Antes de mi no fue cosa creada sino lo eterno y duro eternamente.Abandonad, los que aquí entráis, toda esperanza

[Canto III, v. 4]

55

Comprendí que a tal clase de martirio los lujuriosos eran condenados,que la razón someten al deseo

[Canto V, v. 37 ]

55

Hablando cosas que callar es bueno, tal como era el hablarlas allí mismo

53

Temer se debe sólo a aquellas cosas que pueden causar algún tipo de daño;mas a las otras no, pues mal no hacen.

[Canto II, v 88 ]

53

Es Homero, el mayor de los poetas;el satírico Horacio viene luego;tercero, Ovidio; y último, Lucano

[Canto IV, v.88 ]

53

Hay dos justos, mas nadie les escucha;son avaricia, soberbia y envidia las tres antorchas que arden en los pechos

[Canto VI, v. 72]

52

Ningún dolor más grande que acordarse del tiempo dichoso en la desgracia; y tu guía lo sabe

[Canto V, v. 121]

51

Tan oscuro es el fondo, que no deja ver nada si no subes hasta el dorso del arco, en que la roca es más saliente

50

El corazón me has puesto tan ansioso de echar a andar con eso que me has dicho que he vuelto ya al propósito primer

49

No te detenga el miedo, que por mucho que pudiese no impedirá que bajes esta roca.

48

Vieja fama en el mundo llama ciegos, gente es avara, envidiosa y soberbia: líbrate siempre tú de sus costumbres

47

Por mí se va hasta la ciudad doliente,por mí se va al eterno sufrimiento,por mí se va a la gente condenada

[Canto III, v 1 ]

46

Estadísticas de este libro

Publicado: 18-03-2014

Número de veces visto: 10577

Total de descargas: 12905