El lobo estepario de Hesse, Herman

¿Te gusta este libro? ¡Compártelo!

Estos inmortales no dieron la espalda a la vida si no que construyeron mundos admirables mediante una sublimación amorosa de las menudencias que, también, componen la existencia

55

Esta mujer que me había penetrado perfectamente y sabía más de mi vida que todos los sabios, se dedicaba a ser niña, al pequeño juego de la vida del momento

55

Hay que estar orgulloso del dolor; todo es un recuerdo de nuestra condición elevada

53

También lo tentó el suicidio cuando era todavía un niño

51

En cuanto alcance el límite de lo soportable no habrá más que abrir la puerta y estaré fuera

51
Ver todas las frases


Publicado
18-03-2014


Número de veces visto
10589


Total de descargas
16315

Otros libros interesantes

Descargar La Rayuela de Cortazar, Julio

La Rayuela

Cortazar, Julio

Descargar El mantel de Tabby de Alcott, Louisa May

El mantel de Tabby

Alcott, Louisa May

Descargar Una tumba sin fondo de Bierce, Ambrose

Una tumba sin fondo

Bierce, Ambrose

Descargar Fantasmagoría de Carroll, Lewis

Fantasmagoría

Carroll, Lewis