La Naúsea de Sartre, Jean-Paul

¿Te gusta este libro? ¡Compártelo!

Comienzo a calentarme, a sentirme feliz. Todavía no es nada extraordinario, es una pequeña dicha de Náusea: se despliega en el fondo del charco viscoso, en el fondo de nuestro tiempo.

62

Pienso que éste es el peligro de llevar un diario: se exagera todo, uno está al acecho, forzando continuamente la verdad.

61

Lentos, perezosos, fastidiados, los hechos se acomodan en rigor al orden que yo quiero darles; pero éste sigue siendo exterior a ellos. Tengo la impresión de hacer un trabajo puramente imaginativo. Además, estoy seguro de que los personajes de una novela parecerían más verdaderos; en todo caso, serían más agradables.

60

Me admira cómo se puede mentir poniendo a la razón de parte de uno

59

Ahora veo; recuerdo mejor lo que sentí el otro día, a la orilla del mar, cuando tenía el guijarro. Era una especie de repugnancia dulzona. ¡Qué desagradable era! Y procedía del guijarro, estoy seguro; pasaba del guijarro a mis manos. Sí, es eso, es eso; una especie de náusea en las manos.

58
Ver todas las frases


Publicado
27-03-2014


Número de veces visto
9874


Total de descargas
15704

Otros libros interesantes

Descargar La Rayuela de Cortazar, Julio

La Rayuela

Cortazar, Julio

Descargar Demian de Hesse, Herman

Demian

Hesse, Herman

Descargar El lobo estepario de Hesse, Herman

El lobo estepario

Hesse, Herman

Descargar El mantel de Tabby de Alcott, Louisa May

El mantel de Tabby

Alcott, Louisa May