Pedro Páramo de Rulfo, Juan

¿Te gusta este libro? ¡Compártelo!

Acabo de saber que ustedes son hermanos. -¿Lo acaba de saber? Yo lo sé mucho antes que usted

68

Miraba caer las gotas iluminadas por los relámpagos, ya cada que respiraba suspiraba, y cada vez que pensaba, pensaba en ti

68

Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace

66

El día que te fuiste entendí que no te volvería a ver. Ibas teñida de rojo por el sol de la tarde, por el crepúsculo ensangrentado del cielo; Sonreías. Dejabas atrás un pueblo del que muchas veces me dijiste: ‘Lo quiero por ti; pero lo odio por todo lo demás, hasta por haber nacido en él’. Pensé: ‘No regresará jamás; no volverá nunca

64

En febrero, cuando las mañanas estaban llenas de viento, de gorriones y de luz azul. Me acuerdo

63
Ver todas las frases


Publicado
20-03-2014


Número de veces visto
11295


Total de descargas
11114

Otros libros interesantes

Descargar La Rayuela de Cortazar, Julio

La Rayuela

Cortazar, Julio

Descargar Demian de Hesse, Herman

Demian

Hesse, Herman

Descargar El lobo estepario de Hesse, Herman

El lobo estepario

Hesse, Herman

Descargar El mantel de Tabby de Alcott, Louisa May

El mantel de Tabby

Alcott, Louisa May