Una casa de granadas

Wilde, Oscar

Una casa de granadas de Wilde, Oscar
Opciones de descarga
Descargar en ePub Descargar en ePub Descargar en MOBI Descargar en MOBI
Compartir
Facebook

Sinopsis

«Los buenos novelistas —escribió Oscar Wilde— son mucho más raros que los buenos hijos». Quizá sería lícito añadir que los buenos cuentistas son aún más raros que los buenos novelistas. Antes que El retrato de Dorian Gray, Oscar Wilde escribió los cuentos que componen El Príncipe Feliz y otros cuentos (1888) y los completó con los de Una casa de granadas (1892). Sorprende cómo un autor que prescindía de la moral en beneficio del arte pudo escribir estos cuentos sentimentales y con moraleja. En otras manos habría sido un material peligroso; en las suyas, los cuentos sentimentales se hacen conmovedores, y las fábulas morales se convierten en poemas líricos de insospechada belleza.Wilde dijo una vez que esta colección no fue planeada ni para los niños británicos ni para el público británico.

Literatura y ficción > Cuentos

0 votos

Acerca de Wilde, Oscar

Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde fue un escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés. Wilde es considerado uno de los dramaturgos más destacados del Londres victoriano tardío; además, fue una celebridad de la época debido a su gran y aguzado ingenio. Hoy en día, es recordado por sus epigramas, sus obras de teatro y la tragedia de su encarcelamiento, seguida de su temprana muerte. Hijo de destacados intelectuales de Dublín, desde edad temprana adquirió fluidez en el francés y el alemán. Mostró ser un prominente clasicista, primero en Trinity College, Dublín y después en Magdalen College (Oxford), de donde se licenció con los reconocimientos más altos en estudios clásicos, tanto para los llamados Mods, considerados tradicionalmente los exámenes más difíciles del mundo,​ como en los Greats (Literae Humaniores).Guiado por dos de sus tutores, Walter Pater y John Ruskin, se dio a conocer por su implicación en la creciente filosofía del esteticismo. También exploró profundamente el catolicismo —religión a la que se convirtió en su lecho de muerte—.​ Tras su paso por la universidad se trasladó a Londres, donde se movió en los círculos culturales y sociales de moda. Como un portavoz del esteticismo, realizó varias actividades literarias; publicó un libro de poemas, dio conferencias en Estados Unidos y Canadá sobre el Renacimiento inglés​ y después regresó a Londres, donde trabajó prolíficamente como periodista.Conocido por su ingenio mordaz, su vestir extravagante y su brillante conversación, Wilde se convirtió en una de las mayores personalidades de su tiempo. En la década de 1890 refinó sus ideas sobre la supremacía del arte en una serie de diálogos y ensayos, e incorporó temas de decadencia, duplicidad y belleza en su única novela, El retrato de Dorian Gray. La oportunidad para desarrollar con precisión detalles estéticos y combinarlos con temas sociales le indujo a escribir teatro. En París, escribió Salomé en francés, pero su representación fue prohibida debido a que en la obra aparecían personajes bíblicos.13​n. 3​n. ​ Imperturbable, produjo cuatro «comedias divertidas para gente seria» a principios de la década de 1890, convirtiéndose en uno de los más exitosos dramaturgos del Londres victoriano tardío. En el apogeo de su fama y éxito, mientras su obra maestra La importancia de llamarse Ernesto seguía representándose en el escenario, Wilde demandó al padre de su amigo y amante Alfred Douglas por difamación, al ser acusado de homosexualidad. Después de una serie de juicios, y por las evidencias presentadas para el caso, Wilde fue declarado culpable de indecencia grave y encarcelado por dos años, obligado a realizar trabajos forzados. En prisión, escribió De Profundis,n. ​ una larga carta que describe el viaje espiritual que experimentó luego de sus juicios, un contrapunto oscuro a su anterior filosofía hedonista.Tras su liberación, partió inmediatamente a Francia,n. donde escribió su última obra La balada de la cárcel de Reading, un poema en conmemoración a los duros ritmos de la vida carcelaria. Murió indigente en París, a la edad de cuarenta y seis años. Escribí cuando no conocía la vida. Ahora que entiendo su significado, ya no tengo que escribir. La vida no puede escribirse; sólo puede vivirse. Oscar Wilde

Ver ficha de Wilde, Oscar

Estadísticas de este libro

Publicado: 05-06-2017

Número de veces visto: 597

Total de descargas: 770

Otros libros de Wilde, Oscar

Descargar La esfinge sin secreto de Wilde, Oscar

La esfinge sin secreto

Wilde, Oscar

Descargar Intenciones de Wilde, Oscar

Intenciones

Wilde, Oscar

Otros libros que te podrían interesar

Descargar El escarabajo de oro de Allan Poe, Edgar

El escarabajo de oro

Allan Poe, Edgar

Descargar William Wilson de Allan Poe, Edgar

William Wilson

Allan Poe, Edgar

Descargar Ligeia de Allan Poe, Edgar

Ligeia

Allan Poe, Edgar

Descargar Novelas ejemplares de Cervantes, Miguel

Novelas ejemplares

Cervantes, Miguel

Descargar Aceite de perro de Bierce, Ambrose

Aceite de perro

Bierce, Ambrose

Descargar El principito de Antoine De Saint Exupery

El principito

Antoine De Saint Exupery