Loader de carga
Diez negritos de Christie, Agatha

Las mejores frases de Diez negritos 12 frases

Descubre las mejores citas y frases del libro Diez negritos escrito por Christie, Agatha.

Vota por tus favoritas, compártelas en tus redes y si lo deseas también puedes descargar el libro Diez negritos

Frases de Diez negritos

Diez negritos se fueron a cenar. Uno se ahogó y quedaron: Nueve. Nueve negritos trasnocharon mucho. Uno no se despertó y quedaron: Ocho. Ocho negritos viajaron por Devon. Uno se escapó y quedaron: Siete. Siete negritos cortaron leña con un hacha. Uno se cortó en dos y quedaron: Seis. Seis negritos jugaron con una colmena. A uno de ellos lepicó una abeja y quedaron: Cinco. Cinco negritos estudiaron derecho. Uno de ellos se doctoró y quedaron: Cuatro. Cuatro negritos se hicieron a la mar. Un arenque rojo se tragó a uno y quedaron: Tres. Tres negritos se pasearon por el zoo. Un oso los atacó y quedaron: Dos. Dos negritos estaban sentados en el sol. Uno de ellos se quemó y quedó: Uno. Un negrito se encontraba solo. Y se ahorcó, y no quedó ¡ninguno!

454

Eres muy joven ... no has llegado a eso todavía. Pero llegará! El bendito alivio cuando sabes que lo has hecho todo, que no tienes que llevar la carga por más tiempo. Te sentirás así también algún día ...

433

Eso es la paz, la paz verdadera. Llegar al final , no tener que seguir... Sí, la paz.

428

Un ruido pacífico. Un paisaje apacible... —pensó—. La ventaja de una isla consiste en la imposibilidad que tiene el viajero de ir más lejos, como si hubiera llegado al fin del mundo...

427

Cuando el cuello de un hombre está en peligro, no se detiene demasiado a pensar acerca de sentimientos

419

El sol se ocultaba y, por occidente, el cielo se estriaba en bandas rojas y anaranjadas. Todo en la naturaleza respiraba belleza y paz.

288

El mar, hoy tan sereno..., a veces tan cruel. El mar... que nos atrae a sus abismos

287

Cuando un médico se vuelve loco, es muy difícil darse cuenta. Muchos de ellos se extenúan por exceso de trabajo y tienen el cerebro fatigado

285

Pero ningún artista, ahora me doy cuenta, puede estar satisfecho sólo con el arte. Hay un deseo natural de reconocimiento, que no de ganancia

284

Comprendí que no podía curarme y que al final llegaría la muerte lenta y dolorosa. Decidí vivir intensamente hasta la hora fatal

273

Había algo mágico en una isla, palabra que evocaba toda clase de fantasías. Se perdía el contacto con el mundo. Una isla era un mundo aparte. Un mundo del que tal vez no se volvía jamás

268

Estamos cinco personas en esta habitación. Uno de nosotros es el asesino

256

¿Te han gustado las frases? ¡Descarga el libro Diez negritos!

Estadísticas de este libro

Publicado: 27-03-2014

Número de veces visto: 42510

Total de descargas: 123102