Loader de carga

Las mejores frases de Las mil y una noches

17 frases

Las mil y una noches de Anónimo

Descargar Las mil y una noches

Descargar libro

Enviar Las mil y una noches

Enviar por correo

Frases de Las mil y una noches

Scherezada había leído infinidad de libros, conocía las historias y las leyendas de los antiguos reyes, de sus pueblos, de sus poetas

278

¡Sésamo, ábrete!

252

¡Sólo el hombre bien dotado sabe callar el secreto! ¡Sólo los mejores entre los hombres saben cumplir sus promesas!

236

Es de un valor incalculable. Sólo os diré, majestad, que, si después de cortarme la cabeza lo abrís por la sexta página, leéis la tercera línea de la hoja de la izquierda y, a continuación, hacéis cualquier pregunta, mi cabeza os responderá de inmediato

231

No hables nunca de lo que no te importe, si no, oirás cosas que no te gusten

227

Y la vida ha sido dada al hombre para que desarrolle la belleza, poniéndose por encima de los errores

160

El envidioso ataca a todo el mundo. En el corazón del envidioso está emboscada la persecución, y la desarrolla si dispone de fuerza o la conserva latente la debilidad

152

No hables nunca de lo que no te importe, si no, oirás cosas que no te gusten

151

Pero hay aves que de levante a poniente surcan el cielo, en vano, mientras otras sin moverse se alimentan

147

Nos cuentan que dijo Hassán Al-Bassrí: "No hay nadie que antes de entregar el alma no eche de menos tres cosas: no haber podido gozar por completo lo que había ganado durante su vida, no haber podido alcanzar lo que había esperado con constancia, y no haber podido realizar un proyecto largamente pensado

145

¡Ya no te temo, corazón mío; puedes latir hasta romperte dentro de mi pecho! ¡Mis ojos ya no pueden enternecerse, ni en mi alma puede tener asiento la piedad

145

Y aquella noche fue para los dos hermanos y las dos hermanas la continuación de las mil y una noches por la alegria, la felicidad, y la pureza

145

Por Alah, padre, cásame con el rey, porque si no me mata seré la causa del rescate de las hijas de los musulmanes y podré salvarlas de entre las manos del rey

145

Por Alah, que si esta historia se escribiera en el ángulo del ojo con una aguja, seria materia de reflexión para los juiciosos

145

Nada es duradero, toda alegría se desvanece y todo pesar se olvida

141

¡Cuántos libros se quita la gente de en medio con ocasión de las mudanzas! ¡Qué sería de la profesión de librero de viejo si la gente no cambiase de domicilio! Los dos tercios de mis fondos proceden de los que se mudan; el resto de los que, una vez leído un libro, se desprenden de él, o de los que, habiendo empezado una tesis, no quieren distraerse con libros que no son de su especialidad. A fin de cuentas, a poca gente le gusta conservar los libros

141

Un estante de libros es el más hermoso de los jardines

137

Estadísticas de este libro

Publicado: 21-03-2014

Número de veces visto: 18425

Total de descargas: 35462