Crimen y castigo de Dostoyevski, Fiódor

Libro Crimen y castigo en PDF, ePub, MOBI

de Dostoyevski, Fiódor

Crimen y castigo es una novela policíaca de carácter psicológico escrita por Fiódor Dostoyevski y publicada en 1866, convirtiendose en unos de los grandes clásicos de la literatura rusa y una de las obras más importantes de la literatura universal. Es la obra más conocida de Dostoyevski.

Con un estílo filosófico, nos adentramos en la mente de Raskólnikov. Él es un chico joven que, aparentemente, es una persona normal ante las demás personas: es generoso, familiar y una persona agradable. Raskólnikov subsiste gracias a la ayuda económica de su madre y de su hermana. Aún así, no será suficiente y tendrá que dejar los estudios y pedir dinero a una anciana prestamista, a la cual terminará asesinando por odio.

Él considera hay dos tipos de seres humanos: los que tienen derecho a cometer crímenes por el bien común (y lo ejemplifica con Napoleón) y el resto de seres humanos inferiores que deben acatar y cumplir las leyes. Él afirma que está destinado a hacer grandes obras y llega incluso a asesinar para ello, justificando el crimen por motivos humanitarios y por el bien de la sociedad.

Sin embargo, el crimen cometido empieza a atormentar su conciencia, llegando a padecer frecuentes pesadillas y aumentar el miedo a ser atrapado por la policía...

El libro Crimen y castigo está narrado en tercera persona y profundiza en el insconciente del ser humano e intentar comprender la estructura de la mente. Detalla los estado de confusión y delirios de Raskólnikov, así como las emociones del resto de personajes. Destaca por la magistral descripción que hace Dostoyevski de los personajes, a los que otorga una gran profundidad, y por cómo se adentra en el funcionamiento de la mente humana.

La novela ya fue un éxito en su época y ha sido llevada a otros medios como cine o teatro, como la película de 1935 de Josef von Sternberg.

"Una tarde muy calurosa de principios de julio, salió del cuartito que ocupaba, junto al techo de una gran casa de cinco pisos, un joven, que, lentamente y con aire irresoluto, se dirigió hacia el puente de K***. Tuvo suerte, al bajar la escalera, de no encontrarse a su patrona que habitaba en el piso cuarto, y cuya cocina, que tenía la puerta constantemente sin cerrar, daba a la escalera. Cuando salía el joven, había de pasar forzosamente bajo el fuego del enemigo, y cada vez que esto ocurría experimentaba aquél una molesta sensación de temor que, humillándole, le hacía fruncir el entrecejo. Tenía una deuda no pequeña con su patrona y le daba vergüenza el encontrarla.

Para la edición de este libro se ha utilizado el texto de la edición de Ramón Sopena, Provenza, Barcelona de 1917 y la traducción de Pedro Pedraza y Páez.

Literatura y ficción > Ficción clásica

11 horas 53 minutos (213923 palabras)

Este libro electrónico está libre de restricciones de derechos de autor en España. Si no se encuentra en España, debe consultar las leyes locales para verificar que el contenido de este libro electrónico esté libre de restricciones de derechos de autor en el país en el que se encuentra antes de descargar este libro electrónico. Si está libre de restricciones, puedes descargar gratis Crimen y castigo.

Sobre este libro

Añadido a la biblioteca el 23-03-2014

Se ha visto un total de 277132 veces

Tiene un total de 369605 descargas

Incluido en colección:

Novelas de terror y suspense

Clásicos rusos

Joyas de la literatura romántica

Acerca de Dostoyevski, Fiódor

Fiódor Dostoyevski es un novelista, cuentista y periodista nacido en Moscú, Rusia, que destacó por su obra con un gran componente psicol...

Tenemos 9 libros del autor en nuestra biblioteca

Libros de Dostoyevski, Fiódor

Mejores frases de Crimen y castigo

¿No has visto por estos barrios niños a los que sus madres envían a mendigar? Yo sé ya dónde viven esas madres y cómo viven. Los niños de esos lugares no se parecen a los otros. Entre ellos, los rapaces de siete años son ya viciosos y ladrones.

1033

Sólo posee el poder aquel que se inclina para recogerlo.

1018

A los hombres hay que conocerlos antes de juzgarlos.

1000

Una inquietud sin finalidad en el presente y un sacrificio continuo y estéril en el porvenir: he aquí todo lo que le quedaba sobre la tierra.

980

Cuando fracasan, incluso los mejores proyectos parecen estúpidos.

961
Ver todas las frases

Otros libros interesantes