Loader de carga
Justine, o los infortunios de la virtud de Marqués de Sade

Las mejores frases de Justine, o los infortunios de la virtud 18 frases

Descubre las mejores citas y frases del libro Justine, o los infortunios de la virtud escrito por Marqués de Sade.

Vota por tus favoritas, compártelas en tus redes y si lo deseas también puedes descargar el libro Justine, o los infortunios de la virtud

Frases de Justine, o los infortunios de la virtud

Nada estimula tanto la virtud como los temores del vicio.

118

¿Por qué se quejan de su suerte cuando la pueden cambiar tan fácilmente?

117

Amar es una cosa muy diferente a disfrutar; la prueba está en que se ama todos los días sin disfrutar, y con mayor frecuencia aún se disfruta sin amar.

116

Cuando el interés general de los hombres les llevará a la corrupción, el que no quiera corromperse con ellos luchará, pues, en contra del interés general.

113

Los infelices se consuelan al ver a otros a su lado.

112

La sociedad sólo se sostiene mediante intercambios perpetuos de favores, que son los vínculos que la cimentan.

99

Es muy difícil asegurarse contra el robo cuando se tiene tres veces más de lo que hace falta para vivir.

98

¿Qué son las religiones, (...), sino el freno con que la tiranía del más fuerte quiso someter al más débil?

98

Respetemos eternamente el vicio y no combatamos sino la virtud

97

La dureza de los ricos legitima el mal comportamiento de los pobres.

97

La razón del más fuerte siempre es la mejor, como dijo hace tiempo La Fontaine.

97

La ingratitud, en lugar de ser un vicio, es la virtud de las almas altivas, con tanta seguridad como la gratitud es la de las almas débiles.

97

La oración es el más dulce consuelo del desdichado; se siente más fuerte cuando ha cumplido con este deber.

95

La verdadera sabiduría consistía infinitamente más en doblar la suma de los placeres que en multiplicar la de las penas...

95

Todos los hombres nacieron aislados, envidiosos, crueles y déspotas, deseosos de tenerlo todo y no ceder nada, y luchando incesantemente por mantener tanto su ambición como sus derechos.

94

¿El placer de los sentidos debe hacer mejor a un hombre que los restantes placeres de la vida?

93

No hay ninguna razón para considerar una fantasía de mesa menos extraordinaria que una fantasía de cama.

92

Que me complazcan tanto como quieran, si alguien descubre en ello un placer, pero que no exijan nada de mí.

89

Estadísticas de este libro

Publicado: 04-10-2017

Número de veces visto: 66237

Total de descargas: 106575