Loader de carga
El príncipe feliz y otros cuentos de Wilde, Oscar

Libro El príncipe feliz y otros cuentos gratis en PDF, ePub, MOBI

de Wilde, Oscar

No ficción > Infantil y juvenil

Sobre este libro

Añadido a la biblioteca el 23-03-2014

Se ha visto un total de 24027 veces

Tiene un total de 38767 descargas

Incluido en colección:

Literatura inglesa

Reseñas

¡Este libro no tiene aún ninguna reseña. ¿Te animas con la primera?

Acerca de Wilde, Oscar

Tenemos 21 libros del autor en nuestra biblioteca

Ir al autor

Mejores frases de El príncipe feliz y otros cuentos

¡Qué hermosas son las estrellas suspiró el muchacho, y qué prodigiosa es la fuerza del amor!

299

- Adiós mi querido príncipe feliz - dijo la golondrina. Le dio un beso y cayó a sus pies. En el mismo instante, el corazón de plomo de la estatua se rompió en pedazos.

297

¿Estará lloviendo? - se preguntó la golondrina, y le cayó otra gota. Segura de que llovía decidió buscar mejor sitio para dormir. Pero antes de que pudiese abrir sus alas, la golondrina vio algo asombroso: a la estatua del príncipe feliz le brotaban lágrimas de los ojos. Eran las gotas que la habían mojado

289

- ¡Qué extraño! Con todo el frío que hace, siento un calorcillo que me crece en el pecho. - Te sientes así - comentó el príncipe - porque has obrado bien. Toma ahora mi otro ojo y entrégaselo a aquella niña que busca pan para la familia y no lo encuentra. - Pero no podrás ver - dijo la golondrina - - No me importa. Lo que más deseo es que esa niña y su familia puedan tener la comida que necesitan.

286

¿Por qué lloras? - le preguntó la golondrina intrigada. - Lloro porque, cuando estaba vivo, tenía un corazón como el tuyo y me pasaba las horas jugando en los jardines de mi palacio. Todo me alegraba y por eso me llamaban príncipe feliz. Pero, desde que me han puesto en este lugar tan alto, puedo contemplar a todas las personas tristes del pueblo y, aunque ahora tengo un corazón de plomo, la tristeza de los demás me hacen llorar.

278
Ver todas las frases

Otros libros interesantes