Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer

Libro Leyendas gratis en PDF, ePub, MOBI

de Gustavo Adolfo Bécquer

Las Leyendas de Bécquer son un conjunto de narraciones publicadas entre 1858 y 1865 en periódicos españoles de la época. Con un carácter íntimo que evoca el pasado histórico, se caracterizan principalmente por una acción verosímil con aparición de elementos fantásticos.

Son historias de carácter posromántico, como toda la obra de Bécquer. Este periodo artístico se ubica en la segunda mitad del siglo XIX, entre el Romanticismo y el Realismo. Es mucho más sentimental e intimista que el Romanticismo y relega a un segundo plano lo histórico y legendario.

Algunas de las leyendas más conocidas son Maese Pérez, el organista, El monte de las ánimas, El Beso o El rayo de luna

"Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía, esperando en silencio que el arte los vista de la palabra para poderse presentar decentes en la escena del mundo."

Literatura y ficción > Ficción contemporánea

5 horas 4 minutos (91310 palabras)

Este libro electrónico está libre de restricciones de derechos de autor en España. Si no se encuentra en España, debe consultar las leyes locales para verificar que el contenido de este libro electrónico esté libre de restricciones de derechos de autor en el país en el que se encuentra antes de descargar este libro electrónico. Si está libre de restricciones, puedes descargar gratis Leyendas.

Sobre este libro

Añadido a la biblioteca el 09-04-2018

Se ha visto un total de 26406 veces

Tiene un total de 32518 descargas

Incluido en colección:

Novelas de terror y suspense

Acerca de Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer, cuyo nombre completo es Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida,​ fue un poeta y narrador español perteneciente al Ro...

Tenemos 12 libros del autor en nuestra biblioteca

Ir al autor

Mejores frases de Leyendas

El insomnio junto a una mujer bonita no es seguramente el peor de los males.

88

Contaba apenas diez y seis años, y ya se veía grabada en su rostro esa dulce tristeza de las inteligencias precoces y ya hinchaban su seno y se escapaban de su boca esos suspiros que anuncian el vago despertar del deseo.

83

¡Cómo brilla! Parece un círculo de estrellas arrancadas del cielo de una noche de verano.

75

¡Amar! Había nacido para soñar el amor, no para sentirlo.

73

No me preguntes por qué lloro, no me lo preguntes, pues ni yo sabré contestarte ni tú comprenderme.

71
Ver todas las frases

Otros libros interesantes