Otelo de Shakespeare, William

¿Te gusta este libro? ¡Compártelo!

Si en la balanza de la vida la razón no equilibrase nuestra sensualidad, el ardor y la bajeza de nuestros instintos nos llevarían a extremos aberrantes. Más la razón enfría impulsos violentos, apetitos carnales, pasiones sin freno. Por eso, lo que tú llamas amor, a mí no me parece más que un brote o un vástago

114

Ser de tal o cual manera depende de nosotros. Nuestro cuerpo es un jardín y nuestra voluntad, la jardinera

92

Mi noble padre, percibo aquí una tarea dividida

- Desdemona

91

Pero llevaré mi corazón en la mano, para que lo piquen los cuervos

- Iago Acto I

86

No, no puedo callar, no quiero. Hablaré libre como el viento, aunque me condenen Dios y los hombres y el infierno. No callaré, debo hablar..

86
Ver todas las frases


Publicado
03-04-2014


Número de veces visto
9545


Total de descargas
8251

Otros libros interesantes

Descargar A sangre fría de Capote, Truman

A sangre fría

Capote, Truman

Descargar Luces de Bohemia de Valle-Inclá, Ramón

Luces de Bohemia

Valle-Inclá, Ramón

Descargar El sombrero de tres picos de de Alarcón, Pedro Antonio

El sombrero de tres picos

de Alarcón, Pedro Antonio

Descargar Lady Susan de Jane Austen

Lady Susan

Jane Austen